La iniciativa para crear el Ministerio de la Mujer arrancó con el pie izquierdo. Su promotora es la senadora del Polo, Gloria Inés Ramírez, pero por tratarse de un proyecto de organización de la administración nacional el trámite le corresponde a la Comisión Primera del Senado.

Como la única mujer en esa comisión es la senadora Karime Mota, senadora de la U, ella es la ponente. Pero ya se sabe que la ponencia será negativa. Resulta que la senadora Motta considera que el proyecto es inviable porque la Constitución solo permite la creación de ministerios por iniciativa gubernamental.

Motta podría tener razón pero en todo caso es poco probable que el tema se debata en la Bancada de Mujeres. Hoy era la primera reunión de la Comisión de Mujeres, creada el año pasado para discutir temas de género, y no había acabado de arrancar la reunión cuando la primera en marcharse fue precisamente Motta. ¿La razón? Simplemente les hizo saber a sus colegas que no le interesan los temas de mujeres.