La pelea entre Felipe Ríos, concejal de Bogotá de Cambio Radical, y la Secretaría de Gobierno del Distrito, Clara López tiene otro round. Ríos afirmó que en la Secretaría de Gobierno hay nuevos contratos de prestación de servicios para personas del grupo político del esposo de López, el ex concejal del Polo Carlos Romero. En febrero de este año había 13, hoy hay 41. Felipe Ríos sostiene en que la Secretaria de Gobierno se gasta dineros públicos en hacerle campaña a su marido. López por su parte lo acusa de querer acabar con su honra. Según abogados consultados por la Silla Vacía es muy difícil que se pueda comprobar un conflicto de intereses pues la ley no tipifica los casos en que se incurre en uno y menos cuando se trata de un cónyuge del mismo partido político de la persona que ordena el gasto.