La terna que presentó ayer Cambio Radical para que Juan Manuel Santos escoja el gobernador encargado de Cundinamarca es un guiño del partido del vicepresidente Germán Vargas con Enrique Peñalosa, candidato a la alcaldía de Bogotá que recogió firmas y también tiene el apoyo de Cambio.

La terna que presentó ayer Cambio Radical para que Juan Manuel Santos escoja el gobernador encargado de Cundinamarca es un guiño del partido del vicepresidente Germán Vargas con Enrique Peñalosa, candidato a la alcaldía de Bogotá que recogió firmas y también tiene el apoyo de Cambio.

La terna, formada por tres personas con carrera política en el departamento y de origen liberal, tiene una carta fuerte: Carlos Enrique Cavelier, un empresario y antropólogo que es presidente de la compañía de lácteos Alquería (con sede en Cajicá), y antiguo diputado y representante a la Cámara liberal.

Aunque Cavelier dejó de hacer política activa en 1992 para dedicarse de lleno a la empresa familiar, el año pasado fue uno de los miembros del equipo programático de la campaña presidencial de Peñalosa, de quien es amigo personal. Cavelier es un reconocido filántropo, que heredó esa característica y una muy buena imagen de su padre, Enrique Cavelier Gaviria, quien fue alcalde de Cajicá durante 20 años y es una figura recordada en la región, en buena medida porque fue uno de los pioneros en dar alimentación a los niños que asistían a las escuelas públicas.

Hasta ahora no se conocía la militancia del ternado en Cambio Radical pero sí su amistad con Vargas (a quien ayudó en la cmapaña presidencial de 2010), y por eso su inclusión en la terna es un nuevo puente con Peñalosa, interpretación que le confirmó a La Silla un directivo de Cambio.

Según ese mismo directivo de Cambio, el de Cavelier es el nombre más fuerte de la terna, porque los otros dos son políticos locales sin grandes aliados dentro de Cambio.

Uno de ellos es Roberto Moya, ex representante liberal a la Cámara y ex secretario de gobierno departamental de Andrés González y cuya elección podría ayudar a la campaña a la gobernación de Jorge Rey. Moya es parte de Cambio desde 2006, cuando fracasó tratando de volver a la Cámara por ese partido.

El otro es Adalberto Beltrán, un abogado que es profesor y fue rector nacional de la Universidad Libre, fue subsecretario de gobierno de Bogotá del liberal Herman Arias  -durante la alcaldía de Jaime Castro -, y ha sido contratista de varias entidades públicas.

Además, la familia Cavelier es cercana a Santos: Juan Pablo, hermano del ternado y también directivo de Alquería, fue el mayor aportante a su campaña presidencial en 2010, con 120 millones de pesos.

Fui usuario y luego periodista de La Silla Vacía. Tras más de una década haciendo de todo en esta escuela de periodismo, de la que fui director editorial, me fui a ser lector y SuperAmigo. Ahora me desempeño como redactor jefe de El País América Colombia.