La objeción de conciencia de ‘Fincho’ por Marta Lucía

Imagen

El nuevo presidente del Senado, Efraín Cepeda y el director conservador, Hernán Andrade, dividieron posiciones en torno a una aspiración de Marta Lucía.

El nuevo Presidente del Senado no apoyaría la candidatura de la exministra azul, mientras que el director del partido se subiría a una tarima con ella, Andrés Pastrana y Álvaro Uribe.

El nuevo presidente del Senado, el conservador Efraín ‘Fincho’ Cepeda, se apartó ayer de la posibilidad de que su partido avale una candidatura única a la Presidencia de la exministra azul Marta Lucía Ramírez.

Así se lo confirmaron a La Silla, por aparte, dos asistentes a una reunión de bancada a la que asistieron 30 congresistas en la sede del Partido.

En la reunión, ‘Fincho’ le reclamó al director del partido, el senador Hernán Andrade, que dijera el martes que “sería un honor compartir tarima” con los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana, quienes buscan llevar un candidato único de la Alianza del No para 2018, en la que cabría Marta Lucía.

Andrade lo dijo en un homenaje que le hicieron más de 500 líderes de base del conservatismo a Marta Lucía para pedirle que fuera la candidata presidencial del partido.

Según dos asistentes, Cepeda dijo que si había una candidatura única para Marta Lucía, acudiría a la objeción de conciencia y no la apoyaría, que es la forma de evitar el riesgo de una denuncia por doble militancia si va por otro candidato diferente al del partido.

Un congresista presente nos dijo que el comentario de Fincho fue “con mucha caballerosidad, pero muy serio” y que Andrade respondió que fue escogido como director “para unir el partido” y eso implica “no vetar a nadie”. Otro congresista corroboró esa versión.

Buscamos al senador Cepeda para que verificar esta versión, pero no respondió chats ni llamadas que le hicimos.

La negativa de Cepeda a una candidatura de Marta Lucía se debe a que ella hizo parte del grupo de renegociadores del No que conformó Uribe después del plebiscito, cuando él apoyó el Sí, junto con otros congresistas azules afines al Gobierno.

Cepeda se ha mantenido en esa línea y es considerado como un “aliado de la paz” por el ministro del Interior, Guillermo Rivera, y por eso tuvo el aval del Gobierno para llegar a la Presidencia del Senado la semana pasada. Esa cercanía con el Gobierno recae además en su amistad con el ministro de Hacienda, el también conservador Mauricio Cárdenas.

El episodio muestra que mientras Andrade ya comienza a buscar su ‘desantificación’ para mantener unido al partido de cara a 2018, Cepeda se mantiene fiel a Santos.

Ese pulso entre santistas y no santistas seguramente crecerá en las próximas dos semanas, cuando la dirección del Partido debe definir las condiciones para elegir a su candidato presidencial, pues ellas pueden hacer más o menos fácil el acercamiento a Uribe y Pastrana que tanto rechazan los más santistas.

Compartir
0