Un nuevo 'pero' en la jugada de Dilian con Hidropacífico

Silla Pacífico
hidropacifico(0).jpg

El nuevo sindicato de trabajadores de Hidropacífico se dio a conocer esta semana.

El pasado 6 de diciembre, un mes después del anuncio de la Gobernadora y del Alcalde, se conformó oficialmente un sindicato con empleados de planta de la empresa que hace más difícil que los retiren de sus cargos.  

Aunque la decisión de la gobernadora del Valle Dilian Francisca Toro y el Alcalde de Buenaventura Eliecer Arboleda (de su grupo político) de liquidar el contrato con Hidropacífico sigue en el limbo, a la eventual salida del operador del acueducto en el puerto se le sumó un ‘pero’ más. El pasado 6 de diciembre se conformó oficialmente un sindicato con 43 empleados de planta de la empresa, lo que hace más difícil que los retiren de sus cargos.

Se trata del Sindicato de Trabajadores de Acueducto, Alcantarillado y Servicios varios de Buenaventura, STAAS, que, de hecho, no incluyó dentro de su nombre el nombre de la empresa porque todavía no se sabe si ésta seguirá en Buenaventura o no.

 

La conformación del nuevo sindicato -el único de Hidropacífico- se hizo pública esta semana, justo un mes después de que la gobernadora Dilian Francisca Toro y el Alcalde informaron que le solicitaron al Ministerio de Vivienda la liquidación del contrato con la empresa.

Como contó La Silla, en ese momento se supo además que Vallecaucana de Aguas, una empresa del departamento y cuyo director era de la cuerda política de la gobernadora, sería la más opcionada para recibir el acueducto una vez se liquidara el contrato con Hidropacífico, por lo menos hasta que se abriera la licitación para adjudicar. Por ahora, eso no ha ocurrido. Aún así, Vallecaucana de Aguas tiene un nuevo gerente que es incluso más cercano a la gobernadora que el anterior: el exdiputado de La U Luis Alfonso Chaves.

Para Helbert Cortés, presidente del sindicato, la motivación para crearlo fue los bajos salarios, pues afirma que de los 205 empleados que tiene Hidropacífico el 90 por ciento son auxiliares que ganan el mínimo. Dice, además, que la idea no es nueva sino que se estaba cocinando desde hace tres años.

Sin embargo, aceptó que los constantes declaraciones del alcalde Eliecer Arboleda sobre liquidar el contrato, los hizo contemplar la posibilidad de que podían quedarse sin trabajo. Por eso, incluyeron en el pliego de peticiones la continuidad laboral ante el posible cambio de empresa de acueducto.

Los trabajadores solicitan también iniciar conversaciones para una mejora salarial, apoyos económicos para educación, vivienda propia y salud. Según el presidente del sindicato, la gerencia tiene cinco días hábiles responderles.  

"Eso es lo primero que hacen los trabajadores cuando se habla de terminar el contrato, es un proceso normal para protegerse si se va la empresa", le dijo a La Silla Pacífico el gerente de Hidropacífico Gustavo Duque. También afirmó que están revisando el pliego y empezarán las negociaciones la próxima semana. Igualmente, informó que hasta el momento la Alcaldía no ha tomado una decisión final y se está discutiendo más que una liquidación, una renegociación del contrato. 

Así, la posibilidad de que Hidropacífico salga de Buenaventura se complica aún más, pues a la multa que generaría la liquidación del contrato antes de tiempo se suma el lío laboral de los nuevos trabajadores sindicalizados.

Compartir
0